martes, 4 de agosto de 2015

Torta de bizcocho, plátano y manjar

Para dos moldes de 18 cm 
Necesitamos:

- 8 huevos, separadas las claras de las yemas
- 1 taza de azúcar 
- 1 taza de harina
- 1 taza de maicena
- 1/2 cucharadita de polvo de hornear
- 2 plátanos maduros 
- manjar
- nueces o coco rallado para decorar
- 2 tazas de agua con un par de cucharadas de azúcar o endulzante (yo uso endulzante líquido)


Preparación:

Preparar los moldes preferiblemente desmontables, enmantequillarlos o ponerles papel mantequilla y enmantequillarlos.

En un bowl pequeño, mezclamos la harina, la maicena y el polvo de hornear y reservamos. 

En un bowl grande, batimos las claras a punto de nieve, agregamos el azúcar y luego las yemas una a una hasta que queden nubes amarillas pastel. Cernimos los ingredientes secos sobre esta mezcla de claras, azúcar y yemas y con una espátula, mezclamos con movimientos envolventes (si no sabes cómo hacer esto, búscalo en google porque si no, tendrás un bizcocho no esponjoso!). 
Vertemos la mezcla sobre nuestros moldes y metemos al horno a 170°C por unos 20 minutos. El horno lo encendemos al momento de introducir los moldes, esto ayuda a que salga un bizcocho suave y esponjoso. Al introducir un palito o mondadientes, este tiene que salir seco y así sabremos que están listos.

Una vez fríos los bizcochos, los cortamos horizontalmente por la mitad, quedando con 4 bizcochos. Molemos los plátanos y agregamos unas gotitas de limón. 

En uno de los moldes ponemos el primer bizcocho (la parte de adentro mirando hacia arriba, la parte cortada)  (ver fotito), remojamos con el agua endulzada hasta que al tacto se sienta bien húmedo (pero no tanto porque se va a desarmar!!!), agregamos el manjar y lo esparcimos con cuidado y esparcimos también el plátano molido. Ponemos encima el otro bizcocho y presionamos bien para que quede bien armadita la torta. Repetimos el procedimiento hasta que se nos acaben los bizcochos, el último se pone la parte cortada mirando hacia abajo, y ósea la base queda sobre el resto de la torta, y dejamos la torta reposar en el refri unas horas, preferiblemente toda la noche.

Un poco antes de servir, sacamos la torta del refri y la volcamos en un plato bonito (ponemos un plato sobre el molde y damos vuelta). Abrimos el molde desmontable y con cuidado lo removemos, empujando la base hacia abajo. 

Esparcimos manjar o crema o merengue sobre la torta y decoramos con nueces o coco rallado. Servir con helado jeje A drisfrutar!!



FOTO QUE INDICA CÓMO COLOCAR LOS BIZCOCHOS JAJAJAJA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario! :)